2017: 12 años de bendición familiar.

 

No hay ocasión más propicia para reaparecer por estos lados que compartirles el agradecimiento que siento por mi Aniversario de Bodas #12 que celebro hoy junto a mi esposito y las niñas!.

Agradezco por el don del matrimonio que es todo un milagro de amor!… vocación de vida y DON de Dios.

Definitivamente para creer en la familia hay que creer en el matrimonio y aquí reafirmo mi fe en él. Fácil?; creo que para nadie lo es, pero si un gran regalo de Dios para mi. Al lado de Eduardo crezco como persona, fortalezco mi espíritu, cultivo la paciencia, saboreo la admiración… cuando lo conocí sentí que Dios me dijo con su palabra: tengo preparado para tí cosas que no has visto, soñado ni imaginado… y así fue: apareció Eduardo con quién he compartido luchas, bendiciones, alegrías y desaciertos… y con quién seguiré caminando, aprendiendo, creciendo y apostando por nuestra familia y por el concepto de hogar que siempre les comparto en cada escrito!.

Con este sabor a agradecimiento y esta mezcla de inmensa, pero sublime alegría los dejo por ahora!. Nunca duden que aunque no sea fácil, tampoco es imposible!..

Confío seguir sintiendo esto por todos los años que me  quedan de matrimonio y espero cada día  recibir las fuerzas, del mismo amor que emana nuestro hogar, para:
Crecer como mujer, hija, esposa, madre, maestra y persona,  luchar en la determinación de ser mejor persona para ayudar a mi entorno a construir en trabajo en equipo, un mundo que crea en el MATRIMONIO, la FAMILIA, los VALORES y el AMOR a los HIJOS!

Hasta pronto!.

 

Publicado en Experiencias del día a día, Sin categoría | Deja un comentario

12 Tips impelables para ayudarte en la adaptación escolar

Mis calendarios escolares se encuentran un poco divididos porque en Venezuela y Panamá se inicia año escolar en meses diferentes, pero este escrito lo dedico a esos amigos, primos, mi hermano y cuñada, amigos y demás lectores que están a punto de arrancar el año escolar con sus chiquitos por primera vez o en Colegios nuevos.

Cuando nuestros niños entran al colegio es un proceso que vive la familia entera; nos volvemos un mar de inquietudes que mezclan emociones, alegrías y miedos, pero no nos queda más que afrontarlos con valentía y seguridad porque mientras más temores tengamos; precisamente eso es lo que transmitiremos a nuestros hijos y no creo que eso es lo que queramos.

Siempre los niños, los padres y la dinámica entera vive un proceso de adaptación que varía de una familia a otra y en la que los chicos llevarán la pauta en cuanto al tiempo, sin embargo comparto con Uds. pautas y directrices para vivir este proceso de la manera más positiva y empática posible.

  1. Ordena las cosas del Colegio el día antes del inicio. La maletita o mochila; la lonchera y el uniforme. Siéntate con tu tesoro y cuéntale que al fin comienza el Cole y estás muy emocionada(o) con la idea.
  2. Comenta sólo cosas positivas del inicio y de la ventajas de ir al Colegio. Es decir, comparte con él(ella) lo divertido que será conocer nuevos amiguitos, maestras y que podrá jugar y aprender muchas cosas nuevas.
  3. Trata de no hablar en exceso con otros sobre el inicio de la escuela, inclusive los primeros días, pues esto reflejará mucha ansiedad de tu parte.
  4. Despídete SIEMPRE. No te desaparezcas de su vista por creer que se entretuvo. El desaparecerse aumentará sus temores porque no sabe cuando te vas ni cuando llegas y eso empeora su sentimiento ante el apego.
  5. Al despedirte coméntale que volverás “luego de”. Es importante que conozcas la rutina del día para que puedas conectar alguna actividad con tu regreso. Es decir; “vengo después del almuerzo” o “luego que salgas al parque”.
  6. Recomiendo que los papis le comenten a sus hijos: “te quedas en el Cole y nosotros vamos a trabajar… porque los papás vamos a los trabajos y los niños se divierten en la escuela”, por ejemplo. Con este tipo de mensajes vamos diferenciando en los niños las actividades que son para papis y las que hacen ellos.
  7. La despedida debe ser corta y firme; con un abrazo fuerte y un beso. Trata de no tardar demasiado. Con ello promueves la inseguridad y el llanto. Acompaña la despedida con un mensaje muy positivo.
  8. Si el niño llora al ir de camino al Colegio o inclusive no desea ponerse el uniforme, es normal del proceso. Respeta sus emociones.
  9. Que la asistencia al colegio sea puntual y diaria; esto le ayudará a vivir su proceso más fácilmente.
  10. Establece comunicación con las maestras y busca ser empáticas con ellas. No sólo tu tesoro estará en adaptación, sino todos los niños del aula.
  11. Evita comentar situaciones negativas con los demás frente al niño(a): ejemplo de ello: “lloró toda la mañana, me contó la maestra”.
  12. Permítete drenar tus emociones de miedo y angustias lejos del niño(a). Delante de él/ella sólo muestra alegría y la seguridad de que viven un momento transitorio que juntos pronto superarán.
Aquí recordando los primeros días de Colegio de mis chiquitas

Muchos éxitos en este inicio y recuerden. Todos pasamos por esto!. No hay un tiempo determinado para la adaptación. Respeta su ritmo y acompáñalo con empatía.

 

Nos vemos pronto!.

Publicado en Crianza, Educación, Sin categoría | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

El cáncer de Naty: una bendición para crecer

Ayer cuando estaba metida en mi rutina regular de ama de casa, mientras lavaba los platos de la cena, recordé de repente que hoy era 9 de julio; fecha muy especial para MI que año a año recuerdo con agradecimiento infinito.

Un día como hoy hace 6 años de la nada, en la consulta de control de pediatría de Naty, nos enteramos (sin ningún tipo de anestesia) que Naty tenía un tumor; llamado Neuroblastoma de suprarrenal.

En muchas partes de este blog y de mis escritos he mencionado que Natalia es sobreviviente de cáncer infantil, pero nunca había sentido la necesidad ni tenido la disposición de escribir abiertamente de ello. Por supuesto que una sola entrada no será suficiente para contarles la magnitud de esta experiencia, pero hoy quisiera compartir con Uds, mis lectores, que esta enfermedad llegó a la puerta de nuestro hogar, hace 6 años. No tocó; entró sin permiso y permaneció con nosotros durante 1 año, durmiendo allí, en la cuna con Naty y estando en su cuerpito de tan sólo 9 meses… una extraña, pero HERMOSA experiencia que me hizo crecer y marcó mi vida de FE en un “antes” y un “después”.

Cada vez que pienso y me atrevo a decir que fue una hermosa vivencia dudo de hacerlo por respeto a otros que viven con dolor esta fuerte enfermedad, pero para mi, si lo fue!. Para mí; ojo, sentimiento diferente pueden tener las otras personas que me acompañaron en este camino y podrían tildarme de “loca”. Si, quizás, pero como no calificarla así si me hizo crecer, me dio una nueva oportunidad de seguir siendo mamá por 2da vez y me volvió a regalar a Naty sana.

Aclaro de nuevo; esta es MI EXPERIENCIA y así la plasmo aquí. No con ello es la verdad de muchos, sino mi forma de vivir y recordar siempre esta experiencia de vida.

Recuerdo que en una de nuestras primeras consultas con la Oncólogo Pediatra que nos acompañó en ese proceso (a quien admiro, respeto y estimo profundamente) nos dijo: “el cáncer tiene dos particularidades: puede destruir las familias, separándoles para siempre y hundirlas en el dolor y la desesperación… o puede unir un hogar, fortalecer un matrimonio y enseñarles muchas lecciones de vida. Yo lo he visto por más de 20 años. Ustedes eligen qué permitirle hacer al cáncer en su familia” y así prosiguió…. recuerdo ésto como si fue ayer.

La verdad nunca me senté con toda mi conciencia a charlar con la enfermedad y establecerle límites de hasta dónde o no llegaría, porque la salud de Naty ya la había robado sin permiso alguno, además NO HABÍA TIEMPO, el cáncer me dio la sensación de estar metida en un “sutnami” como el de las imágenes de la TV, donde cada decisión debía tomarse YA y lo que debíamos era bracear para poder subsistir y mantener a Naty lo más a salvo posible de cada ola que se nos venía, pero sin mucho protocolo, cada uno de nosotros, supo en su corazón y decidió sin consulta al otro, que permitirle al cáncer.

Y así fue. Nos hospitalizaron un viernes y el domingo nos confirmaron diagnóstico. Recuerdo perfectamente ese día: 11 am… les pedí a todos que salieran de la habitación y sólo quedamos Naty, Eduardo y yo!. Nos abrazamos como nunca. Tuvimos miedo?: UFFF, por supuesto!. Dudamos?, no dudo que si, pero en el instante recuerdo: sequé mis lágrimas, le dije a Eduardo: -“Te necesito fuerte!” y a Naty la miré a los ojos (esos ojos grandes, bellos y redondos que la caracterizaban) y le dije: “Te amamos princesa”!… “ahorita estás enfermita y una pelotica mala está en tu cuerpo, pero necesitamos que seas valiente y fuerte y te portes bien!!! porque te vamos a ayudar y pronto saldremos de esto y estarán muy bien”…  ella me miraba… con su chupón … nos veía a ambas… no se que pensó, pero se qué entendió lo que mami le dijo. No fue necesario repetírselo muchas veces más…. siempre se portó de maravilla!.

Junto con esa confirmación, tuve el regalo de sentirme amada y protegida hasta el extremo!. De allí en adelante le pedí a Dios con toda mi fuerza que me perdonara si dudaba de su amor y su poder. Sentí durante un año entero, cada día de ese año, como me levantaba de la cama y me iba a ella, sostenida por sus fuerzas. Jamás luego de ese año tuve una comunión tan profunda con mi Padre Bueno ni una rutina de oración tan fortalecida!!!. La oración y el acompañamiento de TODOS (tanto amigos como familiares y personas que aún ni conozco) fortalecieron mi hogar y me permitieron a MI en algún momento entregarle a Naty al Señor. Desde ese mismo momento en que la entregué; nos fue devuelta!!! y ya han pasado 6 años de ello!.

Naty es testimonio vivo de los milagros!. Su pronóstico siempre fue alentador, pero en el cáncer los pronósticos son ruleta rusa… no siempre se cumplen y las complicaciones pueden voltear la tortilla y aunque complicaciones hubo y, varias, logramos salir del sutnami… atravesar la montaña a pesar de nuestro poco entrenamiento.. a pesar de los días de lluvia y calor extremo, llegamos a la meta y Naty fue ganadora!. Su premio: LA VIDA y siempre con la mejor actitud: la de UNA LUCHADORA!.

Les dejo una foto de alguno de esos días (2da sesión de quimioterapia)!. Gracias infinitas a todos los que crecieron conmigo de esta experiencia!.

DSC04040

 

 

 

Publicado en Naty; mi Super héroe | 8 comentarios

Los HIJOS: Un regalo por el cual AGRADECER

No escribía desde hace un mes y aunque tengo por allí un par de temas pendientes, esta semana ocurrió algo especial en mi familia.

El lunes Sara cumplió su primer mes de vida y el primer mes de todas las bendiciones que vendrán!. Se preguntarán algunos: “Quién es Sara?.

He estado un poco ausente porque justo hace un mes y 2 días nació Sarita. Sara es mi primera sobrina NIÑA; hija de mi hermano, quién decidió llegar al mundo con tan sólo 29 semanitas de gestación; es decir, muyyyy antes del tiempo, con apenas 1 Kg 300 grs y 36 cms; creo

Ha sido un mes rudo; claro, más para quienes están viviéndolo allí con ella…. yo, los he acompañado en la distancia con mi corazón en Vzla y mi pensamiento al lado de esa incubadora en UTIN desde el 6 de mayo, pero fuera de lo rudo, de los momentos de incertidumbre, de a veces temor, este mes ha estado lleno de alegrías, sorpresas, de detalles, de bendiciones, de ayuda y de esperanza!!! y cómo no dar gracias por ello??.

Sarita a pesar de su corta edad ha conquistado muchos corazones y ha movido a las personas a estar en constante comunión y oración, unidos, manifestando cariño y piedad, a pesar que muchas de ellas ni siquiera conocen a sus padres (mi hermano y mi cuñada).

En medio de todas las dificultades que atraviesa Venezuela y de las múltiples preocupaciones que tiene TODO EL MUNDO, tener un momento de pensamiento para alguien es maravilloso y esta tía (que muere de ganas por tomar a esa pequeñita criatura en brazos) quiere darle gracias a aquellos que han tenido ese gesto y está demasiado orgullosa de la misión de Sara, así como de la que tuvo Naty, en medio de su proceso de cáncer infantil que vivimos hace ya casi 6 años. Esa misión de ambas y de todos los niños se extiende para toda la vida.

Con todas las maravillas que hemos visto con la evolución de Sara, como no dar gracias?. Cómo no dar gracias todos los días por los hijos?, sanos o quebrantados de salud; no importa. Los hijos siempre SON UNA EXCUSA PERFECTA para dar gracias. Nos enseñan de fuerza, de valentía, de perseverancia y constancia, de exigencia… nos enseñan a ser creativos, a ser bondadosos y tiernos. Los hijos son un HERMOSO REGALO DEL CIELO que nos muestran el AMOR SUBLIME de la creación!.

Que rico es descubrir que cada uno de nuestros hijos viene con una misión!. En unos la misión se hace evidente desde bebés; en otros, lo vemos a lo largo de los años, pero TODOS tienen un propósito y qué lindo es que les ayudemos a descubrirlo. TODOS tenemos algo que aportar al mundo y estoy super agradecida porque nuestros hijos tienen mucho para dar!; espero seguirlas acompañando en este camino de servir y dar… porque mientras más damos, más recibimos!.

Me encantaría prresentarles a Sara, pero ya tendremos tiempo para conocerla. Les dejo aquí una fotico de mis tesoros!. Aquí Naty cumpliendo 1 añito; con tres sesiones de quimioterapia encima y mucho por vivir, pero feliz de estar cumpliendo su misión; sin ella misma saberlo y nosotros felices de estarla acompañando.

IMG_4581.JPG

Feliz mañana para todos!.

Publicado en Experiencias del día a día, Sin categoría | Deja un comentario

Inteligencia emocional en nuestros niños!

En diciembre, en medio de mis compras navideñas me encontré con unos libritos que compré con la excusa que serían perfectos para las niñas, pero más me gustaban a mi y, en realidad, ganas no me faltaron de llevarlos al Cole y compartirlos con las maes, pero este domingo fue mágico cuando comprobé que realmente si “fueron perfectos para Naty”.

Estaba yo en cama y disfrutaba de la instancia en que la mayor y el esposito se adueñaron de la cocina: domingo en la mañana y todo parecía perfecto hasta que Natalia revienta en llanto queriendo llamar la atención.

Por más que pregunté una y otra vez que pasaba no lograba sacar información hasta que me dijo que lloraba porque ellos preparaban una sorpresa de desayuno y como ella no sabía, entró a la cocina, vio y ya no sería sorpresa!.

Enseguida recordé los famosos libritos que en lo personal no había usado (a ellas ya las había visto ojeando los libros otros días atrás)… Desarmé la torrecita de mini libros y comencé:
– Dime Naty. Cómo te sientes?.

Vamos a ver los libros y me vas a decir qué sientes hoy y por qué estás llorando….

Ojeó de repente y seguía con su mirada a cada una de mis preguntas…

– Estás feliz?… (cada libro tiene el sentimiento por fuera y en su interior situaciones en las que tienes ese sentimiento), brava?… te sientes valiente?, orgullosa??… y así al llegar a “sad”…

Fue negando uno a uno cada sentimiento y luego de mi explicación… respondió hermosamente:
-Estaba triste mamá, pero ahora estoy “happy”… quitó todos los libros y encontró el de la alegría. Secó sus lágrimas y me dijo: “voy a ayudar a Vero y a papi con sus panquecas para que comamos todos juntos!”.

20160515_172627

Mi emoción y mi asombro fueron demasiados. Realmente en sólo descubrir lo que sentía, con tan poca ayuda, pudo transformar ese sentimiento en algo positivo con una nueva actitud. Fue riquísimo y su sonrisa me demostró una vez más lo sencillo que puede ser para ellos identificar sus emociones y manejarlas sin complicación alguna. De eso se trata la inteligencia emocional; identificar sentimiento, la causa del mismo y saber canalizarlo.

Luego de esta reflexión comparto contigo mis herramientas de trabajo de emociones en los chiquitos:
1-A cada emoción, dale una expresión y un nombre; así lo ayudarás a formar sus conceptos.
2-Para mi no es válido mensajes como: “los hombres no lloran”, “¿lloras por esa tontería?”, ¿y para qué lloras si no pasó nada?”, “no pasó nada, levántate y sigue”.

Desde que son bebés y durante la primera etapa de la infancia, podemos ir orientando la forma en cómo se comunican, dejándoles claro que mientras estén en una rabieta con escándalo y gritos de por medio, es imposible lograr comunicación ni entendimiento. Primer requisito para comunicarnos: buscar la calma. Esto te llevará al auto control y al manejo de la frustración o la rabia.

3-Busca la empatía. El mensaje puede ser: “entiendo que estés molesto, pero cuando te calmes podemos hablar mejor”. “Se que te dolió, pero ya verás que pronto te sentirás mejor. Yo también me caí muchas veces a tu edad”.
4- Muéstrale las consecuencias de sus emociones. Mientras más positivo sea el sentimiento mayores satisfacciones experimentará.
5-Explícale qué sientes cuando te vea triste o brava(o) y trasmite la seguridad de que todo pasará pronto.
6-Permítele sentir y pasearse por todas las emociones. Si no las vive no sabrá como se sienten. Así como adultos tenemos el derecho de enojarnos, llorar o reir; ellos también lo tienen.
7. No lo juzgues por el sentimiento que tiene. Ayúdalo a identificarlo y saber canalizarlo. Respiren juntos y que piense antes de decir o actuar.

La mejor herramienta para cambiar de la rabia, la tristeza o la frustración a la alegría es el agradecimiento. Nómbrale todas las cosas que tiene y aprenderá a valorarlas.

Mucha suerte y hasta una próxima vez.

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Maternidad: entrenamiento físico-espiritual continuo

He comenzado hoy mi día muy temprano y es que a las 3:00 a.m. me levantó la Vero quejándose de un fuerte dolor de pancita que terminó en vomitada a esa hora de la madrugada!. Oh Dios!.

Heme allí 3:10 a.m. en andanzas de limpieza de fluidos nada agradables y es que había olvidado la última vez que me encontraba en trasnocho por esas causas que no fuera la cocinada & preparación de loncheras de todos los días.

Hace un par de días una mami me decía: “es que desde que salí embarazada no he dejado por un momento la angustia, el cansancio y la preocupación; siempre pendiente de algo” y es así!. De eso se trata la maternidad; de cambios y retos constantes, de trabajo de nunca acabar, de desveladas, aprender a dejar de pensar en uno y siempre ponerlos a ellos como prioridad. Una paternidad/maternidad responsable representa dar la vida poco a poco; una manera de entrega al otro por puro amor y es que pensábamos que además de todo lo lindo, era solo perder horas de sueño.

Desde el embarazo comienza el desvelo, los vómitos, los malestares. Cuando nacen; el pecho, los tetes, los gases, que si una cosa hace que si no hace aquella, que todo lo toca, que si el chupón o el dedo, que si come poco o mucho. Luego quitar los tetes y luego los pañales con pupi y pipi por doquier… entran al cole, las tareas, los comportamientos… siguen creciendo y la pre adolescencia… luego peor aún; llegan a ella!. Y así, supongo que se van, se casan y nos seguimos preocupando por el trabajo, sus matrimonios, los nietos, etc. Mis papás aún siguen en eso y se que yo seré igual.

No importa el momento en el que estés. Procura entrenarte continuamente, toma tiempo para ti, para un té, una música relajante, la oración, los acuerdos conyugales, tiempo para los niños fuera de compromisos. Si, todo lo que arriba describí es MUY cierto, pero no menos cierto que la alegría, el amor, las satisfacciones que dan los hijos son capaces de arropar los sacrificios y el agotamiento que a veces cargamos encima.

Sin tener en cuenta cuantas veces me despierten en la madrugada por un dolor de panza, siempre salen fuerzas del corazón para pasarles la mano y consentirlas un poquito en días de malestar, porque de eso se trata ser mamá: AMOR EN CONSTANTE ENTRENAMIENTO!.

Les comparto una fotico con mis princesas en un viaje de enero de este año!.

Feliz jornada!

DSCN5933.JPG

Publicado en Experiencias del día a día | Deja un comentario

Lo que soñamos para nuestros hijos:::

Hace un par de semanas estábamos en pleno arranque de año escolar 2016 y en el Colegio la rutina estaba bien movida, porque a pesar que mandamos los niños a casa por una semana para poder capacitarnos y lograr adecuar el cole para un nuevo inicio, tuvimos muchos papás visitándonos y pidiendo información.

De ellos, uno en especial cuyo comentario ha quedado rondando en mis pensamientos; pendiente por compartir con Uds.
Conversábamos sobre la rutina, la pedagogía del Cole, nuestros programas y los hábitos de su niñ@, quien aún permanecía en casa y su experiencia escolar había sido poca.
En medio de nuestras palabras pregunta algo crucial:
– ¿Y el inglés?, ¿cómo lo manejan?
Prosigo explicando la estimulación que hacemos en cuanto al idioma y cómo lo incorporamos en medio de las actividades…. y acota firmemente:
– Es que sinceramente: “lo más importante para mí es el inglés”. En mi lista de prioridades para “….” está el inglés y eso es lo que más deseo en el mundo que aprenda perfectamente”…

Su visita duró aún más y compartimos puntos de vista…, pero por encima de todo, sus palabras paralizaron mi mente y han sido motivo de reflexión profunda para mí.
Muchas veces en pensado en aquellas cosas que sueño que Vero y Naty logren, aprendan, pero desde ese día he estado indagando y queriendo sembrar en Uds la interrogante: ¿Qué es lo más importante para Uds que sepan/aprendan/alcancen sus hijos?.

Yo estoy convencida que por encima de todo sueño que tengamos con nuestros hijos, definitivamente son ellos los únicos protagonistas de su historia y llegarán a dónde quieran hacerlo; claro, todo dependerá de nuestra formación, del empuje que les demos y la educación que impartamos con nuestro ejemplo en el “hacer” y en el “ser”. Sólo ellos podrán plantearse y con todo derecho sus propios sueños; sus metas!. Pero es bien importante que mientras alcanzan la conciencia y la madurez necesaria para tomar decisiones trascendentales cuidemos nuestro rol de padres y guías en sus procesos de crecimiento y desarrollo.

Comparto con Uds: y qué es lo más importante para mí que aprendan mis hijas?.

Más allá de sólo aprender; sueño en que sean niñas felices, autónomas, respetuosas y empáticas. ¿Que aprendan?; SI!! que aprendan de humildad, de cortesía, que sean educadas y serviciales. Que crezcan en espíritu y que hagan lo que las hace felices. Que tengan buenos hábitos de orden, puntualidad, sueño, alimentación y actividad física. Que aprendan que la vida no es fácil y que para alcanzar grandes retos es necesario el esfuerzo. Que los sueños no se cumplen por si solos, sino que hay que luchar por ellos. Que lo que realmente prevalece se ve con el corazón y que el éxito llega cuando hacemos lo que nos apasiona.
Que el trabajo en equipo siempre será necesario para hacer más fácil el camino. Que la vida no tiene sentido si no miran al cielo sabiendo que tienen un Padre, El que les ha dado la vida y que esa vida no será plena hasta que descubran SU PROPÓSITO.

textos-para-cumplir-tus-sueños

Qué aprendan inglés?. Uff claro!, pero no es la prioridad. SI es importante! y ya lo están haciendo, pero de nada sirve que aprendan ese y otros idiomas si nuestros niños no son capaces de relacionarse en armonía con el ambiente que les rodea.

Y para ustedes entonces vuelvo a preguntar: ¿qué es lo más importante que consideran deben aprender sus hijos? y mejor pregunta aún para todos: ¿QUÉ ESTAMOS HACIENDO PARA QUE LO LOGREN?

Tarea por hacer!. Feliz noche y nos leemos pronto.

 

 

Publicado en Crianza, Educación, Experiencias del día a día, Sin categoría | Deja un comentario