3. Exposición prolongada a Audiovisuales

   Encabeza esta situación mi listado de los riesgos en el desarrollo de la infancia porque he evidenciado personalmente como esto viene desde hace años para acá, guardando relación directa con los trastornos que nuestros niños desarrollan en su primera infancia.

Muchos podrían preguntar: y cuánto es prolongado?. Cuánto es el tiempo que deben estar?. Allí SOY CLARA en mi respuesta. Se lo escribo a Uds. por acá y es mi contundente apreciación ante los padres que me consultan a diario:

MENOS ES MÁS!.

   Solíamos pensar que el desarrollo del cerebro y las habilidades se completaban en la pancita y que el bebé nacía ya con sus capacidades… de hecho, muchos padres siguen pensando que “como yo era así, según lo que me cuenta mi mamá; él/ella es igualito a mi”.

   Y esto no del todo funciona así. Ciertamente hay una carga genética que no podemos negar, pero el desarrollo cerebral de nuestros bebés inicia en la gestación y se completa en sus primeros años de desarrollo. Qué pasa cuando el entorno que lo rodea no es el adecuado?. Las habilidades que pudiera desarrollar no se alcanzan o más impresionante aún; las que ya había logrado empiezan a perderse?. Si! así es: todos los días veo involución en las habilidades ya adquiridas y esta es una de las primeras alarmas a las que hay que prestar atención.

   Sin embargo, también me preguntan: cuál es el tema con los audiovisuales si están aprendiendo colores, formas, letras, etc?. Les respondo: Como lo he repetido en otras entradas. No todo es conocimiento y menos en esta época donde el conocimiento está al frente de nuestros hijos en diferentes estímulos. En todos lados hay pantallas!!. Hoy hay carencia de habilidades sociales; esas que les permiten a los niños entrar en un grupo, sentarse a conversar, interactuar, trabajar en equipo, administrar emociones, ser empático, respetuoso y amable!. De eso hay carencias. Números, letras, formas y colores llegarán, pero todo lo demás se aprende por modelado y una pantalla no enseña eso; más bien crea distancia entre los seres humanos, nos hace fríos, nos vuelve ansiosos, nos mal acostumbra a la rapidez y a la comodidad, vuelve a nuestros niños sedientos de más y más; cual droga!! Porque no hay momento de saciedad. Mientras más ves, más quieres y una cosa te lleva a otra.

   Ciertamente hay cerebritos más sensibles que otros, pero es nuestra responsabilidad

SER PADRES PREVENTIVOS!.

   Nuestros niños se están aislando, están perdiendo y no alcanzando habilidades comunicativas, hablan como maquinitas y pueden llegar a querer las cosas a la velocidad de un click!. No es juego!. Lo veo todos los días en el Cole, en consultoría… y con esto pierden además capacidad para establecer contacto visual sostenido, no responden cuando se les llama, no logran iniciar-desarrollar y culminar una actividad porque quieren pasar de una cosa a otra, porque así funcionan las pantallas; a esa velocidad. Todo esto desde mi experiencia y aplica tal cual para la sensación que produce en nosotros mismos como adultos, solo que ya nosotros hemos tenido la posibilidad de desarrollar habilidades en los que ellos aún están en proceso.

   Creo que no me extiendo más!. Les invito a que revisemos cuánto tiempo pasan/pasamos frente a audiovisuales (y meta en ese saco TODO lo que implica pantalla y todo tipo de App así sea “educativa” e “inofensiva”- no meto aquí el tiempo bien administrado de investigación y tareas. Ojo hablo de primera infancia 0 a 4 años). Los cerebritos de nuestros niños se desarrollan y alcanzan su potencial explorando, jugando, yendo al parque e interactuando con otros; no en una comunicación unidireccional con una pantalla!.

Les dejo una guía bastante real, teniendo en cuenta la época que vivimos. Me gustó bastante. La encontré en la web de FamilyOn

 

 

 

Todos a jugar y a recrear momentos de aprendizaje real y crecimiento integral!.

 

Acerca de Luizandra Mendoza

Resiliente Mis temas: educación, familia y crianza. Acompaño a las familias en sus retos de crianza y aprendizaje familiar De todas las experiencias descubramos una oportunidad para crecer.
Esta entrada fue publicada en Riesgos en la Infancia, Sin categoría y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s